sábado, 12 de febrero de 2011

vamos a la cama con Suspiro de Azucar,Bombon,Caramelo Dulce y la familia Telerin

video
 

     Cuando Suspiro de Azúcar, Bombón y Dulce caramelo se iban a la cama con telerín.     

        
La madre, que se llama "mami" y así creyeron que se llamaba durante muchos años, avisó a los niños, Suspiro de Azúcar, Bombón y Dulce Caramelo, “niños¡¡¡ que empieza "vamos a la cama " ya podían estar cada uno en cualquier parte, en la cueva, la montaña, la cuesta ,claro que todo eso dentro de la casa, que donde estuvieran salían corriendo.
"Niños que va a empezar la familia Telerín" ellos llegaban agitados de la carrera para estar antes que ninguno, igual andaban juntos y llegaban juntos, e igual venia cada cual de su juego, pero allí estaba,¡¡ a la vez¡¡ .
El sentarse en el suelo delante de la tele era lo más emocionante, que duraba solo unos minutos, mientras veían “vamos a la cama” ¡¡yo en el centro¡¡ decía Dulce Caramelo, porque al ser el peque siempre le tocaba ese lugar, Bombón a la izquierda de Dulce Caramelo y Suspiro de Azúcar a la derecha, esos eran sus lugares y casi sin protestar así se colocaban siempre¡¡ “no me empujes ¡mama¡ mira Dulce Caramelo”, protestaba Bombón,  pues él venía decidido a coger su puesto y se encajonaba en medio de las dos hermanas haciendo su hueco, pues era su lugar.
Su papá estaba acostado en el sofá grande haciéndose el dormido a ver que hacían los niños, pero a ellos les gustaba más el suelo, aunque el padre se hubiese levantado para que ellos se sentasen no le hubiesen hecho ni caso.
Allí estaban los tres sentados a escasos metros de la tele, el padre les decía "háganse para atrás que les va a comer la vista la tele", Suspiro de azúcar, Bombón y Dulce caramelo ni lo oía, ¡¡ el padre habla pero ellos ensimismados en la canción , en los niños dibujos, en cómo van todos desfilando hay¡ hay¡ que el bebé se escapa, y no escuchaban al padre, no veían y oían más que lo que tenían delante, no había  manera de sacarlos de ahí, "de la tele".
Mira que ellos sabían que si llegaba la hora de Telerín luego había que irse a la cama, eso lo sabían antes de llegar todos corriendo pero a la voz de “mami” salían de donde estaban, daba igual, después intentarían hacer más largo el baño o la hora de la cena , aunque Suspiro de Azúcar recuerda que se iba a la cama muy contenta y feliz y sabia que sus hermanos también cuando mami les decía que “ahora a la cama” ellos iban tan contentos como la familia Telerín, en fila la grande adelante , la mediana en medio y el chico atrás, y llegaban a la cama cantando “vamos a la cama que hay que descansar” su mamá les arropaba mientras iba hablando con ellos y les daba el besito de buenas noches.
Eso ocurrió esa noche aunque todas no eran iguales pero eso ya es otra historia.

2 comentarios:

  1. Por mucho que me suene esa historia, (por que creo que es la historia de todos), ¿quien no ha vivido esos momentos, hoy atesorados en el rincón de los recuerdos bonitos?. Aun así, lo has plasmado de tal modo, que me has hecho revivirlos, has sabido darle el realismo que consigue vivir la situación al tiempo que los personajes. ¡¡Mira las cosas que salen de esa cabecita!! Sigue contándonos esos cuentos de “Suspiro de Azúcar”. Nos llevas a momentos felices. Gracias.

    ResponderEliminar
  2. Gracias mi niño por tu comentario, si que seguiré escribiendo sobre"Suspiro de Azucar" eso está hecho ademas que tien muchas historias que contar. besitos

    ResponderEliminar